miércoles, 10 de marzo de 2010

SONETOS GASTRONÓMICOS II



ODA SONETÍSTICA AL RABO DE TORO

Látigo espanta moscas rebozado,
pasado vuelta y vuelta en oro ardiente,
se retira, y en el mismo oro un diente
de ajo, laurel, tomate troceado,

zanahoria y pimiento bien picado;
y que se vaya haciendo lentamente.
Cuando esté la cebolla transparente,
salpimentar; no es nada complicado.

Después se vierte en una cacerola,
anegándose todo con Montilla.
Dejar hervir a fuego tibio y lento.

Con un buen vino, nunca coca-cola,
en buena compañía, y en la sencilla
tarde, todo será como en un cuento.

1 comentarios:

Miguel Calvillo dijo...

Te superas verso a verso. ¡Enhorabuena!

Publicar un comentario