viernes, 5 de marzo de 2010

SONETOS GASTRONÓMICOS I


ODA SONETÍSTICA AL FLAMENQUÍN

Gusta del pueblo y de sus gobernantes.
Enroscada espiral de espacio estrecho,
de carnes varias y de jamón hecho,
con huevo y pan, sin estabilizantes.

En la carta de bares, restaurantes,
tabernas y mesones (¡buen provecho!)
está; si te lo sirven sobre un lecho
de patatas, mejor que con guisantes.

De distintos tamaños y maneras:
chiquito y alargado, regordito;
según los cocineros o cocineras.

Con semejante forma y sin lisonjas
fantasean mi primo Joselito,
y las mocitas viejas, y las monjas.

2 comentarios:

Miguel Calvillo dijo...

Ya vas adelantado al taller de Literatura gastronómica. Espléndido soneto. Veo que además ya tienes preparado otros más ¿no?
Gracias por compartirlos

Gurb dijo...

Bueno, están en construcción. Ojalá que salgan. Un saludo.

Publicar un comentario en la entrada