sábado, 13 de marzo de 2010

SONETOS GASTRONÓMICOS III



ODA SONETÍSTICA
AL SALMOREJO


Bañar el pan de hogaza sin corteza
en un bol, transcurrida media hora,
escurrir y agregar el ajo, ahora,
un fino hilo de aceite y sal (pureza

junto al tomate que, con sutileza
de amaneceres, su color decora
al trueno de hierro de una batidora).
Probad, es parecido a la belleza.

Deje en un plato blanco y elegante,
adornado con lágrimas de aceite,
huevo duro y jamón de acompañante.

¡Magia!¡Prodigio!¡Una sopa fría!
Inunda al paladar con un deleite
que en el verano alivia el medio día.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada